La Justicia ordenó que pague a su ex pareja por todas las tareas domésticas que hizo cuando convivían
446
post-template-default,single,single-post,postid-446,single-format-standard,bridge-core-2.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-22.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

La Justicia ordenó que pague a su ex pareja por todas las tareas domésticas que hizo cuando convivían

 

La Justicia rosarina ordenó a un hombre a pagarle a su ex novia el equivalente en dinero de una parte de una casa y de un auto que compró cuando estaban en pareja.

El magistrado entendió que la mujer aportó al enriquecimiento de su ex, con quien convivía, con los quehaceres del hogar entre otros aportes.

Con todo, el fallo del juez Marcelo Quaglia resulta casi revolucionario al considerar que el trabajo doméstico en una relación convivencial de pareja debe ser tenido en cuenta en términos económicos. En este caso, el demandado deberá pagarle el 25 por ciento del valor de mercado de una casa y de un auto adquiridos cuando estaban juntos, entre 2010 y 2017.

La resolución afirma que “no cabe duda alguna que la joven realizó aportes concretos y directos en las tareas de reparación, acondicionamiento y mejora del inmueble (y que) también colaboró a través de la prestación de aportes económicos indirectos a partir de las tareas que desarrollaba en el hogar y el trabajo en el negocio de su padre, independientemente que le fuera remunerado”.

“El hogar organizado le permitía a este hombre trabajar con tranquilidad y aumentar su patrimonio. Llegaba a su casa después de una jornada de trabajo y encontraba la casa limpia y las compras hechas, todo lo que contribuía a su bienestar”, señaló la abogada patrocinante de la mujer, María Belén Marzetti, en contacto con el programa Radiópolis, que aclaró que además de las tareas domésticas, su clienta hacía aportes económicos con trabajos en su negocio familiar aunque reconoció que quien más contribuía en dineros, era el hombre.

“Las tareas vinculadas a los denominados «quehaceres del hogar», tienen un valor económico, que debe ser reconocido de manera efectiva y palpable –coincidió el juez en su fallo– Corresponde reconocer jurídicamente el esfuerzo que la actora puso tanto en construir la casa que sería el hogar que integraba el proyecto de vida en común de la pareja, como los ingresos que dieron alivio al demandado para adquirir, por ejemplo, su rodado”.
Rosario3
www.fmvidaformosa.com.ar